jueves, 20 de octubre de 2011

Bio.mierda

Supongo que he pasado mi vida sin mostrar emoción, emanando frialdad para así ocultar mis puntos débiles; aún así la gente ha sido capaz de convertirme en débil, o quizá yo soy el causante de mi propio mal, sin embargo, la realidad es que esa debilidad está ahí, de puertas para dentro, debilidad que duele y que escuece llorarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada